24 nov. 2011

Más seguridad


Luego de que el año pasado fueran víctimas de asaltos distintos miembros del paddock de la F1 en Brasil, incluyendo a Jenson Button, para este fin de semana se refuerza el operativo de control.


Brasil va a aumentar su seguridad en las calles para que no se produzca ningún altercado "que altere la disputa y total tranquilidad del Gran Premio", según indica la prensa europea, en la previa de la competencia final del calendario 2011. Cada piloto irá escoltado por una pareja de policías, qiuenes tendrán mayor presencia en los alrededores del trazado de Interlagos. Debido a la delincuencia y a los atracos que sufrieron miembros del paddock el año pasado, se anunciaron estas medidas preventivas para la prueba. Se incrementarán también las patrullas policiales en los alrededores del circuito, intentando evitar que se produzcan sucesos como los del año pasado.

En 2010, algunos miembros de las escuderías fueron asaltados e incluso Jenson Button fue amenazado con armas cuando se dirigía a su hotel. "No tengo miedo de volver a Brasil. Antes les había ocurrido a mecánicos e ingenieros y al final le tenía que pasar a un piloto", señaló el piloto inglés al ser consultado por el tema. Por su parte, Bernie Ecclestone, señaló que el Gran Premio se seguirá celebrando: "No vamos a cancelar una gran carrera porque algunas personas causean problemas", afirmó. En Brasil, el trabajo en torno a la delincuencia es vital, ya que en 2014 el país carioca albergará la Copa Mundial de Fútbol y dos años más tarde San Pablo será sede de los Juegos Olímpicos de 2016, siendo el centro global de atención del deporte.

Fuente: Campeones

No hay comentarios:

Publicar un comentario