27 sept. 2011

El detrás de escena de Alonso vs Alguersuari

La ojeriza de Ferrari hacia Jaime Alguersuari, debida a ciertos pasajes acaecidos en el pasado, estalló en Singapur con una intensidad sorprendente. Todo arranca en la fatídica carrera de Abu Dabi. la tarde funesta en la que desde el muro de la Scuderia prácticamente se regaló un título Mundial que estaba en el bolsillo. Recordar el pasaje despierta agudos dolores estomacales en el seno de Ferrari y uno de los personajes que lo consigue es Jaime, aunque su participación en aquel desaguisado fue de un grado ciertamente menor.

Para muchos integrantes del equipo italiano, Jaime fue uno de los personajes que actuó como cebo para un engaño pergeñado por Red Bull. Webber era el principal rival de Alonso en la clasificación, pues se encontraba a tan sólo ocho puntos de distancia antes de comenzar la carrera. El marcaje al hombre fue la consigna ideada por Ferrari para asegurarse la corona, pero su entrada en boxes temprana (vuelta 12), cuando el grueso de la parrilla seguía formando un paquete compacto, dio lugar a la gran duda.

La vuelta de regreso a pista con gomas frescas, casi dos segundos mejor que la de Alonso, acabó de decidir a Chris Dyer a llamar a Fernando a seguir el mismo camino. Lo que sucedió en aquel giro del australiano fue que adelantó a Jaime Alguersuari como una flecha, lo que indujo al estratega de Alonso a pensar que no era tan difícil pasar en pista como cabía suponer de inicio.

El desenlace final es harto conocido. Alonso quedó enganchado en el tráfico tras Vitaly Petrov, mientras Vettel se encaminó a un fácil triunfo convirtiéndose en el campeón. Por detrás, Alguersuari defendió su posición con Massa hasta el final en una gran actuación. A Ferrari le sentó aquello a cuerno quemado y siguen pensando que le abrió la puerta al piloto del equipo hermano, como es Red Bull de Toro Rosso.

El mensaje de Twitter que enciende la mecha para una desagradable polémica entre Jaime y Fernando llegó por parte de InsideFerrari, el usuario portavoz de la Scudería en las carreras de F1: " Muy amable Alguersuari, como siempre". Se produjo después de que el catalán se viera ubicado durante un safety car justo delante de Alonso y Webber, enzarzados en una dura lucha por el tercer puesto.

Estimaban que, de nuevo, había intervenido a favor de su compañero Mark, que no lo es formalmente, pero sí en la práctica. En realidad, los pilotos de Toro Rosso defienden los mismo intereses que los de Red Bull: comparten motorhome, tienen un director deportivo común que es Helmut Marko y aspiran un día a pilotar en el coche grande, como es el caso de Jaime. Incluso prueban cada semana el RB07 en el simulador de la fábrica en Milton Keynes. No debería extrañar que ayude a la causa si es preciso.

Lo que no está nada claro es si el domingo Jaime fue consciente de que por detrás se estaba librando esa batalla. En declaraciones realizadas a MARCA desde el aeropuerto de Singapur, el barcelonés no quería dar ni un centímetro al enfrentamiento. "Ya lo comenté todo ayer. No quiero seguir perdiendo el tiempo con esta historia. Estoy sorprendido y molesto, pero quiero darlo por zanjado", afirmaba.

Alguersuari defiende que hizo lo correcto en ese momento. "La carrera de Singapur es como un tubo. Yo tenía una hilera de coches delante e iba muy frenado. No tuve noticia de lo que pasaba por detrás hasta que me pasó Webber. He sido sancionado con penalización en muchas carreras por cosas nimias y esto seguro de que, si los comisarios hubieren visto algo punible, me hubieran puesto un drive trough. Es una situación bajo arbitraje y salgo limpio porque no hago nada", argumenta.

Una de las cuestiones que le tranquiliza es que Alonso no le nombró en ningún momento. Los recelos de Jaime se dirigen a ese Tweet incendiario. "Dudo mucho que cite mi nombre, pero que le pregunten a él. Yo les facilité el adelantamiento a los dos. Culpar a otros de no estar en el podio no es de profesional. Si alguien quiere más razones, que mire el crono que he hecho en esa vuelta y se darán cuenta de que ese parcial lo hice a ritmo de turismo".

A Fernando no le gustó la situación, pero tampoco le echaba toda la culpa a Jaime por haber cedido un complicado podio en ese episodio. "Me hubiera pasado en las vueltas posteriores con seguridad", zanjó.

Alonso habló en términos generales de una actitud que se repite constantemente este año, la de los pilotos que ignoran las banderas azules enfrascados en sus luchas personales. "Algunos doblados tienen dificultades para mantener la cabeza concentrada en el coche", fueron sus palabras.

El rebufo del coche rápido es aprovechado muchas veces por uno de los pequeños para pegarse a su estela y adelantar a rivales con limpieza. El propio Jaime ganó de esta forma cinco posiciones en Mónaco a la estela de Lewis Hamilton, por lo que todos se cuidan de no abrir la puerta en demasía para no acabar siendo engullidos como pardillos. Dirección de carrera debe aclararlo.

Fuente: Marca / Recomendado por @FernandoMarinR

No hay comentarios:

Publicar un comentario