28 jun. 2011

Valencia por 10 años más...¿Peligra Montmeló?

El actual contrato que liga a Valencia y la Fórmula 1 expira en 2014, pero organizadores, instituciones y el propio Ecclestone ya se han puesto manos a la obra para prorrogar la vinculación diez años más. Sólo falta saber si el nuevo contrato arrancaría desde esta misma temporada (por lo que el fin del mismo sería en 2021) o a partir de la fecha en la que acaba el acuerdo actual, 2014, lo que alargaría la celebración del gran premio en Valencia hasta 2024.

Todo eso se desprende de las conversaciones que mantuvieron el pasado fin de semana el magnate Bernie Ecclestone, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. El principio de acuerdo entre las partes es de momento sólo verbal, y queda por delante el siempre importante trámite de trasladarlo al papel para concretar las cláusulas. La sintonía es total. «Ecclestone está encantado con la organización y con la ciudad. Tal es así que ya estamos trabajando en la renovación del gran premio y nos ha asegurado que está dispuesto a apostar por el futuro de Valencia como una capital importantísima en Europa», señaló Barberá.

Ecclestone es, nunca mejor dicho, la rueda a seguir. El líder de la Fórmula 1. En 2008, los cimientos del Gran Premio de Europa temblaron cuando el británico mostró su preocupación por los distintos problemas organizativos que sufrió Valencia. Incluso amenazó con llevarse el Gran Circo. En aquel momento, el Consell decidió acudir al rescate de la empresa organizadora, Valmor Sports, y afrontar el pago de 18 millones correspondientes al canon. Valmor, presidida por Fernando Roig, se encarga desde entonces de la gestión deportiva y comercial. Y la Generalitat sigue asumiendo el pago a la F-1, que en caso de prosperar la prórroga del contrato se mantendrá inalterable.

Ahora, cuatro años después, a Ecclestone se le pudo ver más relajado y contento, muy contento, por el paddock valenciano. Todo porque comprobaba en primera fila que las gradas presentaban mejor aspecto que nunca y que había más embarcaciones que en ediciones anteriores. Y también, por qué no, sonreía por el espectáculo deportivo que ofrecían Vettel, Alonso y Webber sobre el asfalto.

Bernie Ecclestone sigue enamorado de los circuitos urbanos. No es algo nuevo. El británico siempre ha mantenido que son el futuro de las carreras. Y mantendrá a Valencia en el mapa del Gran Circo durante muchos años más. El problema ahora es de Montmeló, que acoge el Gran Premio de España. Por primera vez, Valencia ha batido a Barcelona en número de espectadores.

Carlos Gracia, el presidente de la Federación Española de Automovilismo, ha mantenido el discurso de que las dos carreras «pueden convivir en el calendario». Pero no. Lo cierto es que en un deporte tan globalizado como la Fórmula 1 nadie quiere dos grandes premios en un mismo país.

Jean Todt, máximo mandatario de la Federación Internacional de Automovilismo, está en consonancia con el británico. Ya advirtió de que no quiere más de 20 citas. Por tanto, sobra una. Montmeló tiene un problema. El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, ha declarado en varias ocasiones que en el actual contexto económico la Fórmula 1 es un lujo. Incluso existe controversia con la fecha de finalización del contrato del Gran Premio de España, oficialmente hasta 2016... aunque hay voces que niegan este extremo.

Para cerrar el círculo, el principio de acuerdo con Ecclestone trasladaría la carrera de Valencia al 13 de mayo, justo el fin de semana reservado ahora a Montmeló. Ya hay incluso un informe que establece que si desaparece la cita catalana el 60% de sus aficionados vendrían a Valencia, que en tal caso adoptaría la denominación de Gran Premio de España.

El director del Circuit de Catalunya, Salvador Serviá conocida la noticia declaró: "Yo creo que esto es un invento. Esto, en serio, no lo ha dicho nadie, acabamos de celebrar con éxito los dos Grandes Premios. Todo lo demás espero que sean solo rumores y que podamos seguir los dos circuitos que es lo que nos merecemos todos", indicó Serviá.

Además, el responsable del Circuit tiene claro que "nadie" les ha dicho que no se puedan celebrar "los dos, ni que vaya a ser uno solo" ni que el contrato que tienen "haya que renegociarlo". "Los dos Grandes Premios son mejores que la mayoría que se celebran en el resto del mundo", subrayó.

"Nosotros, desde Barcelona, podemos decir que tenemos la intención de seguir, no en base de que no esté Valencia, sino continuando los dos. Yo creo que alguien ha dicho 'Me gustaría que ocurriera esto' y alguien ha dicho 'Esto va a ocurrir'", prosiguió al respecto, recordando que tienen cerrado el contrato para la F-1 hasta "el 2016" y que para el año que viene tienen ya fijada la fecha "del 20 de mayo, ratificada por el Consejo Mundial de la FIA"

Sobre la postura del presidente de la Generalitat, Serviá aseguró que Artur Mas les garantizó el Gran Premio "para dos años". "A partir de ese momento no ha ocurrido nada más. Las intenciones de llegar hasta 2020 también las hemos dicho nosotros hace tres meses igual que Valencia lo dice ahora", advirtió, al tiempo que destacó la "estrategia muy astuta" de Bernie Ecclestone, pero que el británico no les ha dicho "nada" al respecto y que tras el paso del 'gran circo' este año por Montmeló se marchó "encantado". Fuente: laprovincia.es / lavanguardia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario