18 jun. 2011

TEMORES SOBRE EL GP DE ESTADOS UNIDOS



Disminuyen los temores acerca del Gran Premio de Estados Unidos. El alcalde afirma que Austin pagará cuatro millones de dólares durante diez años.

El Consejo de Austin se reúne la semana que viene para aprobar la construcción y posterior celebración del Gran Premio de Estados Unidos en la ciudad de Austin, donde ya se está construyendo el Circuito de las Américas. A pesar de que hace siete días las informaciones que llegaban desde Texas eran algo pesimistas, hoy se ha dado a conocer que tales inquietudes han disminuido gracias a la decisión del alcalde de Austin de pagar parte de la cuota con dinero de los contribuyentes, sin tener que pedir cifras económicas a órganos o instituciones ajenas a la municipalidad

Aunque aparece en el calendario provisional de 2012, hasta finales de junio no se decidirá si el Gran Premio de Estados Unidos recibe el total apoyo por parte del gobierno estatal de Texas así como del Consejo de Austin. Hace una semana, nos hacíamos eco de los miedos existentes acerca de que el órgano municipal pudiera echar por tierra la construcción y posterior celebración de la prueba estadounidense. Hoy, tal temor ha disminuido al conocerse que será la ciudad de Austin, y por lo tanto sus contribuyentes, quiénes asuman parte de la cuota por albergar la prueba durante la próxima década.

El alcalde de la ciudad, Lee Leffingwell, ha señalado que con el pago de los ciudadanos, Austin no deberá pedir dinero ajeno y se evitarán situaciones complicadas. "Esto confirma lo que he estado diciendo todo el tiempo, que la ciudad contribuiría sin dinero por adelantado, y que la ciudad no estaría en riesgo", aseguraba Leffingwell.

La próxima semana, el Consejo de Austin se reunirá para aprobar o no la continuidad y celebración del GP de Estados Unidos en el nuevo circuito que ya se está construyendo; el de las Américas. Cuando el diario Austin Chronicle le preguntó al alcalde si el acuerdo se formalizará en la reunión venidera, Leffingwell respondió con un escueto 'eso espero'.

Con dichas informaciones, la preocupación de que el Consejo rechace los planes de futuro del gran premio estadounidense van disminuyendo con el paso de las horas. Así, los 25 millones de dólares que costará el evento deportivo serán abonados por diferentes órganos gubernamentales, así como por los propios ciudadanos con sus impuestos.
Fuente: caranddriverthef1

No hay comentarios:

Publicar un comentario