10 ago. 2011

Hamilton: "dicen que nosotros y Ferrari nos hemos copiado de Red Bull, pero no es cierto”


Mismas sospechas y mismas respuestas, pero distintos protagonistas. El Mundial de Fórmula 1 es desde hace unos años hervidero de rumores y especulaciones que proporcionan verano tras verano teorías de la conspiración, copia y espionaje entre escuderías. Si hace unos años fueron las disputas directas entre McLaren y Ferrari las que encendieron el verano automovilístico, ahora ambas son sospechosas de observar, anotar y 'plagiar' las innovaciones que han convertido a Red Bull en una escudería imbatible desde que el genio de Adrian Newey diera con la receta mágica en 2010.

Desde entonces, la escudería austríaca parece no tener rival incluso cuando, como este año, suma ya tres carreras consecutivas sin subir a lo más alto del podio. Las diferencias se han acortado, sí; pero de manera insuficiente pese a los esfuerzos de McLaren. Las 'flechas de plata” no renuncian a luchar por el Mundial ahora que Ferrari sí que ha anunciado que en septiembre se dedicará única y exclusivamente en el desarrollo del monoplaza de 2012 y todas las suspicacias, por tanto, se centran en las armas que utilizarán para evitar que Sebastian Vettel vuelva a ser campeón del mundo.

La solución, para muchos, solo puede ser una: desarrollar un alerón trasero y un sistema de escapes soplados a imagen y semejanza que los de Red Bull. En definitiva, unirse al enemigo si no puedes con él o, en este caso en concreto, copiarle si con tu ingenio no basta para lograr el objetivo de ser campeón. De hecho, desde hace varios grandes premios se ha acusado tanto a McLaren como a escuderías como Ferrari o Force India de haber mejorado considerablemente su rendimiento en carrera gracias a una copia del alerón trasero elevado que desde principio de temporada utilizan los monoplazas de Vettel y Mark Webber. Una acusación que Lewis Hamilton se encargó ayer de desmentir ahora que la escudería de Ron Dennis suma dos victorias consecutivas tras los grandes premios de Alemania y Hungría. “Aparentemente dicen que nosotros y Ferrari nos hemos copiado de Red Bull, pero no es cierto”, aseguró el británico al rotativo alemán 'Bild am Sonntag'. Una opinión, sin embargo, con la que no está de acuerdo Sebastian Vettel que, recientemente, aseguró al diario 'Der Spiegel' que “he podido ver algunas cosas muy familiares en otros coches”.

La polémica, pues, está servida para las próximas carreras aunque el que fuera campeón del mundo en 2008 insistió en que “nosotros realmente no hemos cambiado mucho nuestro coche. Algunas veces es un detalle que te proporciona milésimas de segundo o algo así, pero que en un deporte en el que una décima de segundo es muy importante representan mejoras enormes”. ¿Quién dice la verdad? ¿Ha habido espionaje o simplemente se trata de una cuestión de echarle horas y horas al desarrollo del MP4/26? Ross Brawn, jefe de la escudería Mercedes GP, tiene claro que “la copia nunca es tan buena como el original”, por lo que las mejoras de McLaren no pueden basarse únicamente en la imitación de los puntos fuertes de Red Bull porque los austríacos siempre estaría por delante con una simple evolución que tardaría semanas en copiarse.

“Creo que cuando estás detrás de los Red Bull tienes que tomar riesgos y nosotros los hemos tomado con el coche y con el pilotaje”, explicaba recientemente Johnathan Neale, director general de McLaren. Algunos, continuaba, “nos han salido bien y otros mal, pero este es un deporte en el que no puedes quedarte sentado y esperar porque todos trabajan muy duro y es lo que nosotros también estamos haciendo. Los títulos aun son posibles matemáticamente, así que seguiremos luchando por ellos”. Spa-Francorchamps será el nuevo reto de una escudería que tiene el liderato a 88 puntos -los que separan a Vettel y Hamilton en la general- y el título de constructores a 103.

Fuente: sport.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario