27 jul. 2011

Rosberg y sus 100, Michael y sus recuerdos.


Tras un Gran Premio de Alemania en el que Nico Rosberg y Michael Schumacher finalizaron entre los ocho primeros, Mercedes GP pone rumbo a Budapest. Este fin de semana se celebra el Gran Premio de Hungría en el circuito de Hungaroring, un trazado especial para los pilotos de las flechas plateadas como para la marca de la estrella. Michael Schumacher recuerda la prueba húngara ya que allí fue donde consiguió uno de sus siete mundiales y donde más aficionados y apoyo reconoce tener. Por su parte, este fin de semana Nico Rosberg cumplirá su carrera número 100 en la Fórmula 1. Aunque se muestra indiferente a las cifras, tan sólo estará a 14 de las disputadas por su padre, Keke Rosberg. En lo que respecta al monoplaza, Ross Brawn y Norbert Haug afirman que el objetivo es seguir dando pasos adelante y llegar al nivel de las tres escuderías que marcan el actual mundial.

- Michael Schumacher: "Hemos tenido dos carreras de casa seguidas y Hungría también está vinculada a mí de alguna manera. Obviamente, nunca olvidaré que ahí gané uno de mis títulos mundiales y siempre he disfrutado el apoyo de muchos aficionados que viajan a Budapest. Podemos ayudarles a disfrutar de su fin de semana y espero que podamos ya que hemos visto un progreso recientemente en nuestro monoplaza. Estoy impresionado con el esfuerzo que el equipo y los chicos de vuelta en Inglaterra están realizando y es bueno ver los desarrollos. Estoy deseando viajar a Hungría".

- Nico Rosberg: "Hungría será mi Gran Premio número 100, lo que parece una locura cuando mi padre completó114 carreras a lo largo de toda su carrera. Es un bonito nombre pero las estadísticas no son importantes para mí. Estoy deseando que llegue el fin de semana en Budapest ya que me gusta mucho Hungaroring y espero tener un mejor momento que en 2010 cuando desafortunadamente no acabé la carrera. 
Necesitamos trabajar en nuestro set up de carrera para ver que mejoras podemos hacer ya que el monoplaza que tuve en la clasificación en Alemania era mejor que el que tuve en la carrera. Estoy seguro que podemos hacerlo y dar otro pequeño paso adelante".
- Ross Brawn, jefe de equipo: "Unas semanas extremadamente ajetreadas para el equipo concluyendo con el Gran Premio de Hungría en Budapest este fin de semana, antes del bien merecido parón de verano para que nos dé la oportunidad de recargar las pilas. Hungaroring es conocido por ser una pista técnicamente desafiante y será de mucha ayuda para nosotros ganar más experiencia con nuestros últimos desarrollos. No es una pista donde adelantar haya sido fácil en el pasado, así que será interesante ver cómo el efecto combinado del DRS y el KERS mejoran las posibilidades este año. Nuestra más reciente actuación en Silverstone y Alemania han sido alentadoras, aunque el ritmo sigue sin estar para competir con los equipos de delante, seguiremos trabajando duro para buscar las mejoras".

- Norbert Haug, Vicepresidente de Mercedes-Benz Motorsport: "El Gran Premio de Hungría puede ser descrito como un desafío de velocidades medias, con un 40 por ciento de la vuelta en las curvas a 150km/h. Las 70 vueltas serán largas y exigentes, y normalmente se corren con altas temperaturas, lo que haría un cambio placentero después de los dos pasados fines de semana. Nuestro objetivo en Budapest será tener momentos positivos de cara al parón de verano. El Gran Premio de Hungría también marcará la carrera número 100 para el motor Mercedes-Benz V8 de 2,4 litros desde su introducción al inicio de 2006. En las 99 carreras hasta ahora, nuestro V8 ha conseguido un total de 32 victorias".
Fuente: teleprensa.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario