25 jul. 2011

EL GP DE ALEMANIA EN NÚMEROS


McLaren y Ferrari superan con solvencia el ritmo de carrera de Red Bull.
Por primera vez en toda la temporada hemos visto un Gran Premio donde los Red Bull han sido doblegados, no sólo por un coche, como ocurrió en Silverstone, sino por dos escuderías que han sido en la pista alemana claramente superiores a los de la bebida energética. No parece que esté en entredicho el Campeonato del Mundo para Sebastian Vettel ni su equipo, pero lo que es evidente es que éste va a tener ahora mucha más chispa. Por lo pronto, las carreras van a estar mucho más disputadas. Pero no sólo eso.

Red Bull y su piloto estrella deberán estar muy concentrados, no tanto por evolucionar, sino por acabar las carreras con el máximo botín de puntos posible. La ventaja de Vettel sobre sus competidores es tal que no necesita arriesgar, sin embargo, cualquier error grave, cualquier prueba sin puntuar podría ser fatal. De todos modos, al alemán le vale con acabar los nueve Grandes Premios que restan en segunda posición para ganar el Mundial. Y ni aún ganando todo de aquí al final de la temporada Mark Webber podría alcanzarle. Por tanto, tendrían que darse muchas carambolas para que el actual campeón del mundo perdiese el título.

Aún así, este fin de semana ha dejado una impresión de vulnerabilidad de la escudería Red Bull bastante grande, no sólo por lo que respecta a su competitividad, sino por lo que se refiere a tensión. Había demasiados nervios y esto puede pasar factura. No es de extrañar que Christian Horner, director técnico de la escudería, llamase hoy a la calma, a sabiendas de donde pueden acabar si se someten a demasiada presión. El caso es que Vettel estuvo ‘fallón’ todo el fin de semana, tanto en calificación como después en la carrera, donde incluso haría un trompo por un error de conducción.

En otro orden de cosas, lo que los números dejan en evidencia es el inequívoco mayor ritmo tanto de McLaren como de Ferrari. Estos dos equipos aún no han descubierto qué hace Red Bull los sábados, que son su coto privado, pero cuando lo hagan no será necesario hacer una vuelta perfecta (como la que firmó Lewis Hamilton) para batirlos. Cosa que está ya hecha los domingos. Hasta ahora habíamos visto que el ritmo de Ferrari en carrera era igual al de Red Bull, si no superior, como demostraron en Silverstone. Sin embargo, ahora la superioridad es clara, tanto por lo que se refiere a los de Maranello como a McLaren. Con ello queda zanjada la polémica en cuanto a los difusores soplados, pues los de la bebida energética tienen completa libertad para usarlos y, a pesar de ello, ya no pueden con sus rivales. Y es que el talón de Aquiles de éstos sigue siendo el KERS, que sólo pueden usar de forma intermitente, lo que les resta mucha velocidad y ritmo los días de Gran Premio.

Medias vueltas



Rendimientos de los pilotos de los equipos del podio:



Fuente: f1fanatic, caranddriverthef1

No hay comentarios:

Publicar un comentario